Denuncian en redes sociales supuesta violencia a menor y condiciones insalubres en albergue Fundación Baroca

Directora del lugar revira acusaciones, pero acepta que el menor involucrado se escapó el primer día de su llegada

El albergue Fundación Baroca se ha envuelto en una polémica por una denuncia de supuesta violencia en contra de los menores y por presuntas condiciones insalubres en el lugar.

A través de redes sociales un profesor de Educación Física denunció que este lunes, a la escuela donde trabaja llegó un niño llorando, y al preguntarle los motivos le dijo que había escapado de la Fundación Baroca porque recibía malos tratos, “que la sra. Silvia Castro le robaba el dinero que sus papás (sic) le daban el fin de semana, que amenazaban con golpearlo, que los perros se orinaban en la ropa de los niños y que incluso un perro lo había mordido”.

Describe que a la escuela llegó una persona de la fundación sin identificación, por lo que optaron por no entregar al niño y acudir al albergue, donde se encontraron con más de 17 perros, “el olor era indescriptiblemente (sic) al grado de no aguantar, los perros dentro de las habitaciones donde duermen los niños y arriba de las camas”.

Aunque el menor tenía el número celular de su madre, indica que llamaron pero nunca respondió, y en el albergue dijeron que los datos estaban en una oficina de la que en ese momento no tenían llaves, por lo que el niño fue llevado a la Procuraduría de Protección de Niñas Niños, Adolescentes, la Mujer, la Familia y el Adulto Mayor, antes Prodem.

MENOR SE ESCAPA EL PRIMER DÍA

Al acudir a la fundación este miércoles, la presidenta reconoció que el lunes el niño escapó del albergue, explicó que ese mismo día por la mañana había ingresado, que al parecer tiene atención dispersa y que peleó con un niño, “se asustó y corrió”, sin embargo negó que los menores reciban malos tratos.

Señaló que en la fundación se tiene responsabilidad compartida, pues los menores se quedan ahí de lunes a viernes y los papás se los llevan el fin de semana, a lo que agregó que solamente los padres pueden llevarse a los niños, ya que cuando ingresan se hace un expediente con la fotografía de los tutores para evitar entregarlos a desconocidos.

Sobre la presencia de canes, al momento de la visita pudieron contarse alrededor siete de talla pequeña, como Chihuahua y Schnauzer, no se percibían malos olores, aunque había una mujer que en ese momento trapeaba el pasillo. Durante la entrevista la directora dijo que son alrededor de 13 perros, sin embargo su hija, ahí presente, corrigió y señaló que son siete.

La directora dijo que los canes son puestos en adopción, y que con esta denuncia le preocupa lo que pueda pasar con ellos, por lo que incluso invitó a que si alguno de los lectores está interesado en darle hogar a una de las mascotas, puede hacerlo. Además aseguró que la maestra que puso en resguardo al niño cuando escapó, le ha ayudado a dar en adopción a los perros.

Afirmó que no recibe dinero por la fundación, que si llega a pedir donativos son en especie, como costales de frijol o arroz, y que para financiar el albergue ha pedido préstamos a una caja de ahorro y un banco, aunque reconoció que este año recibió apoyo de Gobierno, sin revelar el monto.

En ese momento pidió la presencia de un menor y acudieron tres, se les preguntó si han recibido malos tratos y lo negaron, uno de ellos mencionó que ya lleva tres años y medio en el albergue y que nunca ha sido mordido por uno de los canes. Ella preguntó "¿qué nos dan los perritos?", "nos dan amor y cariño”, fue la respuesta.

PRODEM TOMA EL CASO

Sobre este caso, Pablo Loredo Oyarvide, titular de la Procuraduría para la Defensa de la Niña, el Niño, el Adolescente, la Mujer, la Familia y el Adulto Mayor, confirmó que el lunes acudieron las personas que auxiliaron al niño, así como una representante del albergue, dijo que ya se tenía un antecedente del menor por otro caso relacionado con sus padres, y debido a ello pudieron localizar a su madre, con quien ahora se encuentra.

Confirmó también que el menor presentaba una lesión en un brazo, aunque dijo no poder asegurar que sea debido a una mordida. Así mismo, informó que ya se inició la investigación para verificar las condiciones en que opera la fundación y proteger la integridad de los niños, para lo que también se podría apoyar de otras instancias como la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) para revisar las condiciones de higiene, y de Protección Civil para verificar las condiciones de seguridad de la casa.

Manifestó que no se tenían denuncias previas contra la fundación, “pero no se descarta que haya algo que no sea acorde al respeto a los derechos de los niños”, pues destacó que hay responsabilidad de los cuidadores sobre la integridad de los niños, que en este caso se habría incumplido cuando uno de ellos salió corriendo solo a la calle.


Videos más vistos