Alcalde Ricardo Gallardo Juárez responde a reportaje nacional

 “Culpar a los Gallardo de la delincuencia que vivimos es una visión maniquea, infantil, absurda y sesgada”, afirmó

Sobre el reportaje publicado por el noticiero “Despierta”, titulado: “La Gallardía”, el Alcalde de San Luis Potosí, Ricardo Gallardo Juárez  aclaró lo siguiente:

Niego rotundamente tener vínculo alguno con la delincuencia organizada, como tampoco soy responsable, en mi función de Alcalde de San Luis Potosí, del incremento de la delincuencia como equivocadamente se señala en dicho reportaje.

Siempre asumo mi responsabilidad en todos mis actos, y me queda claro que la información imprecisa ahí señalada derivará en un golpeteo político a su máxima expresión para tratar de perjudicarme en los próximos comicios electorales aún cuando yo no he decidido ni he anunciado si contenderé por algún puesto político en 2018, lo que demuestra la preocupación de ciertos grupos sobre mis decisiones futuras en la vida política de San Luis Potosí.

Los potosinos, sin excepción, hemos vivido una ola de delincuencia imparable y preocupante, como Alcalde asumo mi responsabilidad, pero es absurdo que se diga que soy el responsable de actos reprobables que incluso superaron la capacidad de los gobiernos estatal y federal para contenerlos.

Sin el ánimo de disminuir mi responsabilidad, es necesario precisar que el hecho de que la mayoría de los delitos ocurran en Soledad de Graciano Sánchez y San Luis Potosí obedece a una cuestión estadística-poblacional, no es difícil comprender que dichos municipios concentran a más de la mitad de la población de todo el Estado y por ende, que la probabilidad de que se cometan delitos en dichas demarcaciones sea mayor.

Soy el primero en pedir al Ejército Mexicano que respalde las acciones de prevención que realizamos, se lo he dicho a la comunidad en varias ocasiones.  Culpar a “los Gallardo”  de la delincuencia que vivimos es una visión maniquea, infantil, absurda y sesgada.

La violencia de alto impacto en toda la entidad data desde dos sexenios anteriores.

Como ciudadano, como empresario que ha dedicado la mayor parte de su vida a los negocios más que a la política tengo el derecho inalienable de adquirir bienes, más no poseo autos de lujo.

Sobre los presuntos casos de extorsión para la obtención de licencias de construcción, advierto que no permitiré tales anomalías en mi gobierno, desde mi llegada a la alcaldía capitalina me he ocupado de erradicar viejos vicios en distintas áreas de la administración municipal y lo seguiré haciendo con la ayuda de la comunidad, por lo que pido a quienes se sienten ofendidos se entrevisten conmigo para que, en caso de ser ciertas, proceder conforme a la ley.

Reitero que los argumentos que aparecen en el artículo son los mismos que se han venido usando contra mi persona y mi familia desde que era candidato a la alcaldía, y desde entonces no se me ha comprobado ni se me comprobarán nexos con la delincuencia por el sencillo hecho de que no los tengo, y que esto no es más que una estrategia para desprestigiarme por parte de grupos que, con la llegada de nuestro proyecto social al Ayuntamiento les arruinamos el control político de la capital del estado que venían ejerciendo en los últimos lustros.

Sobre la presunta compra millonaria de medicamentos, el reportaje no incluyó mi explicación sobre el hecho de que en su debido momento se aclaró dicha compra y quedó solventada ante la instancia correspondiente.

Finalmente, manifiesto, por enésima ocasión que respeto la libertad de expresión, gracias a este derecho contendí por la alcaldía capitalina en 2015, expresé mi  inconformidad con la situación prevaleciente, cuestioné, propuse ideas y obtuve  el triunfo, lo que sí exijo a los distintos actores es que se conduzcan con la verdad.

Respetaré siempre el derecho de las personas a ejercer la democracia, pero como responsable de la administración municipal  también exijo que se cumpla las  obligaciones que como ciudadanos y como contribuyentes tienen tanto mis simpatizantes y detractores, pues resulta inmoral que un ciudadano se ampare la profesión del periodismo para no pagar impuestos e incumplir con los requerimientos de ley en sus establecimientos. 

 

 



Videos más vistos