Ley de Seguridad Interior, ¿Militarización y violación a los derechos de los mexicanos?

La diputada federal Erika Briones exhortó a revisar la ruta legal de esta legislación y acusó que lejos de proporcionar seguridad es un agravio a los ciudadanos 

La Ley de Seguridad Interior que aprobó la Cámara de Diputados el pasado jueves 30 de noviembre provocó un debate entre gobernantes y ciudadanos al señalar que ésta podría abrir paso al autoritarismo y militarización de México debido a su falta de claridad en el marco jurídico y que lejos de  brindar más seguridad a los ciudadanos generaría violaciones a los Derechos Humanos. 

La diputada federal por San Luis Potosí Erika Briones Pérez, mostró su rechazó a esta aprobación y en entrevista para OneClick sostuvo que esta propuesta no responde a las necesidades en materia de seguridad que buscan frenar la violencia. 

“Es increíble que 11 años se tardó esta ley y hoy se tenga un proyecto amañado, corto y mal argumentado. No esperamos mayor seguridad, pero sí mayor represión, mayores violaciones a los derechos”, argumentó la legisladora de la bancada perredista en San Lázaro. 

El proyecto generó diversas opiniones, por un lado el voto a favor de la bancada del PRI que por ser mayoría contribuyó al pase de la Ley, y por otro la oposición y ausencia de algunos partidos como el PAN y PRD en el momento de votar, ONGs y demás ciudadanos que acusan poca claridad en el proyecto y temen que con la militarización se violen los derechos de las personas. 

¿QUÉ ES LA LEY DE SEGURIDAD INTERIOR?

La polémica Ley de Seguridad Interior legisla la intervención del Ejército Mexicano en las calles, es decir, pese a que desde hace once años atrás el entonces presidente de la República Felipe Calderón “sacó” a las Fuerzas Armadas de los cuarteles para iniciar la denominada lucha contra el narco, en la actualidad no existe una ley que determine los límites de éstas en las calles  o que defina en qué situaciones pueden actuar. 

La aprobación se logró en el Congreso y ahora será el Senado de la República quien decida si le dará el aval o no para hacerla oficial. 
Respecto a lo anterior, la diputada Erika Briones señaló, “Confiamos en nuestra colegisladora (El Senado) y en que los senadores le den un trámite adecuado y no en “fast-track” como lo hicieron en San Lázaro el PRI y sus aliados”. 

“Si leemos la ley no encontramos acciones concretas destinadas a reforzar la seguridad, más bien encontramos términos como criminalización de las protestas, formas en las que se suspenden nuestras garantías constitucionales. Yo exhorto a que determinemos una ruta legal, y estamos seguros que la SCJN nos dará la razón porque esta ley es anticonstitucional y es un agravio a los derechos de los mexicanos”, comentó Briones Pérez. 

PUNTOS DE LA LEY
-    Las autoridades podrán hacer uso de cualquier método lícito para obtener información al realizar labores de inteligencia. 
-    Se prevé que las fuerzas armadas tengan facultad de criminalizar las protestas. 
-    El presidente de la república podrá decidir sobre la intervención del ejército en zonas que considere de riesgo para la seguridad. 
-    La intervención de las Fuerzas Armadas en las calles tendrá temporalidad de un año, pero se podrá prolongar en caso de que así lo decida el presidente por considerar que existen razones que justifican esta presencia.


Videos más vistos