Advierten sobre cámaras ocultas en propiedades alquiladas a través de Airbnb

Algunos anfitriones utilizan desde celulares, tablets y hasta sensores de movimiento para espiar a sus huéspedes.

Después de que varios huéspedes encontraran cámaras ocultas en las propiedades que alquilaron a través de la plataforma Airbnb, la compañía de servicios turísticos comenzó a abordar con más seriedad los problemas de privacidad que enfrentan sus usuarios.

La plataforma asegura que aunque requieren que los anfitriones revelen si cuentan con cámaras en su propiedad y prohiben su instalación en baños o dormitorios, no tienen forma de evitar realmente que algunos anfitriones malintencionados las escondan.

 

El canal CBS News puso como ejemplo a Meghan Hilden, una joven estadounidense que estuvo en Suiza en el 2016, asegurando que uno de sus amigos descubrió un teléfono celular debajo del fregadero en el baño de su Airbnb.

“Creo que esto podría ser como el día en que me matan o peor, no sé”, dijo Hilden. “Vimos que el teléfono estaba filmando y tratábamos de estar muy callados. No estábamos seguros si el dispositivo estaba transmitiendo en vivo”.

 

Hilden también dijo que encontraron un iPad grabando poco después, por lo que informaron de inmediato el incidente a la compañía; otro caso lo vivió el cineasta Jason Scott, quien tuiteó que su colega había encontrado una cámara disfrazada como un detector de movimiento en Airbnb.

“El problema es más común de lo que piensas”, dijo Steve Parkin, presidente de TapSweep Counter Surveillance Services. “Todo lo que uno tiene que hacer es ver la disponibilidad de productos y la calidad de las cámaras ocultas que se pueden comprar por menos de 50 dólares”.

 

 

Con información de SDPnoticias

Artículos relacionados

Videos más vistos