Videovigilancia en la zona de transferencia es “de adorno”

Solo una cámara grababa de las más de 20 que existen en el sitio donde fue localizado el cuerpo sin vida de una menor; autoridades estatales confirmaron que no están conectadas al C4 y se deslindaron del proyecto

Los más de veinte equipos de videovigilancia que existen la zona de transferencia del transporte público –construido como un proyecto estatal - no son monitoreadas, ni le pertenecen al Centro de Control, Comando,  Comunicación y Cómputo también conocido como C4, así lo confirmó Ricardo Galindo Ceballos, jefe de informática y tecnologías de ese departamento.

"No, de nosotros no hay cámaras, tengo entendido que el proyecto de la zona de transferencia tiene propias cámaras, no están conectadas directamente al C4, es un proyecto de cámaras internas que iban a cubrir precisamente la zona de transferencia”, explicó Galindo Ceballos.

Por su parte el vocero de Seguridad Pública, Armando Oviedo, dijo que del total de los equipos, lo único que saben es que solo funciona uno en materia grabación, es decir las otras solo eran para proyectar la imagen en el momento a un centro de vigilancia y que la responsabilidad es compartida.

"Hay cámaras que pertenecen al C3 que es Policía Municipal, y hay cámaras que pertenecen al estado. [¿En este lugar hay cámaras del estado?] Así es, [¿pero si están funcionando?] SÍ”, respondió Oviedo Abrego.

Todo lo anterior refleja un despliegue de recursos tecnológicos aparentemente desperdiciado y que toma importancia a raíz del supuesto suicidio de Odalis una joven menor de edad que fue localizada sin vida en la zona de transferencia y cuyo caso ahora es investigado como feminicidio, en donde un vídeo podría ser evidencia clave de tales actos.


Videos más vistos