El sueño de la NASA: Elevarse por encima del tráfico con transporte seguro

La agencia espacial planea abrir un espacio aéreo en el que convivan desde drones de entrega de paquetes hasta taxis aéreos para dejar atrás los automóviles que congestionan las ciudades.

En la actualidad, las personas deben desplazarse sobre el suelo de las ciudades, limitadas a las superficies de las calles por necesidad… y por gravedad.

La NASA sueña con una nueva era en el transporte aéreo, por lo que se ha aliado con gobiernos, miembros de la industria y socios académicos. La agencia quiere elevarse por encima del tráfico de las ciudades.

Para dejar atrás los millones de automóviles que congestionan las calles y avenidas, la NASA trabaja en el Urban Air Mobility (UAM), un sistema de transporte aéreo seguro y eficiente donde desde drones de entrega de paquetes pequeños hasta taxis aéreos que transportan pasajeros operarán en áreas pobladas, desde ciudades pequeñas hasta ciudades más grandes, así lo informó la agencia a través de su sitio web.

"La convergencia de tecnologías y los nuevos modelos de negocios habilitados por la revolución digital hacen posible explorar esta nueva forma para que la gente se mueva dentro de las ciudades", dijo Jaiwon Shin, administrador asociado de la NASA para investigación aeronáutica.

La NASA se compromete a liderar a la comunidad UAM para identificar los desafíos clave que aún quedan por delante, y está explorando los requisitos de investigación, desarrollo y prueba necesarios para abordar esos desafíos.

La parte de la NASA en este proceso, dijo Shin, le recuerda la cita a menudo atribuida al presidente John F. Kennedy, a quien le gustaba decir "una marea creciente levanta todos los barcos".

La tecnología desarrollada por la NASA y los sistemas relacionados con la UAM ayudarán a levantar un nuevo mercado aéreo exitoso.

"Ahora, nuestros objetivos son ayudar a desarrollar y habilitar lo más posible lo que nos gusta pensar como un ecosistema completo cuando se trata de Urban Air Mobility", dijo Davis Hackenberg, un ingeniero de la NASA que está ayudando a coordinar las actividades de la UAM de la agencia. .

Los vehículos de despegue vertical y aterrizaje híbridos, eléctricos o totalmente eléctricos, probablemente dominarán las operaciones de UAM sobre las ciudades gracias a sus emisiones significativamente reducidas o incluso cero, así como a un funcionamiento relativamente silencioso.

"La clave del éxito para hacer de la UAM una realidad es la oportunidad de que la NASA trabaje con un conjunto amplio y diverso de socios", dijo Hackenberg.

La construcción del ecosistema UAM requiere experiencia en muchas áreas, incluidas aquellas en las que tradicionalmente la NASA no tiene una gran experiencia. Entonces, esencialmente, cuantos más socios tenga la NASA en este esfuerzo, mejor.

"Hay varias áreas que no han sido 'tradicionales de la NASA', pero para entender todo el paisaje y desarrollar todo este ecosistema de UAM, debemos considerar todo y trabajar con quienes puedan ayudarnos", dijo Hackenberg.

Tales plataformas vendrían con ciertos requisitos de infraestructura: potencia, acceso seguro, paisajismo despejado, que probablemente involucrarán a desarrolladores de bienes raíces, administradores de propiedades, compañías de servicios públicos, funcionarios del gobierno local e ingenieros civiles.

Con información de Expansión 


Videos más vistos