Muere uno de los británicos afectados por neurotóxico

Dawn Sturgess, la mujer que fue hallada inconsciente hace unos días junto a un hombre en la localidad de Amesbury, fallece en un hospital, mientras Rusia vuelve a negar cualquier relación con el caso

La mujer intoxicada con la sustancia Novichok en AmesburyDawn Sturgessmurió la noche de ayer en un hospital, mientras el hombre que resultó afectado junto a ella, Charlie Rowley, permanece hospitalizado en estado crítico, informó Scotland Yard.

Sturgess, de 44 años, y Rowley, de 45, fueron hallados el 30 de junio con graves síntomas en la residencia de él en Amesbury y los análisis confirmaron que habían sido contaminados con un neurotóxico tipo Novichok, que podría ser el mismo que se utilizó en el presunto ataque del pasado 4 de marzo en Salisburycontra el exagente doble ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, que el Gobierno británico atribuyó a Rusia.

Los tests a los que se han sometido muestras de los dos nuevos intoxicados indican que se infectaron al tocar con las manos algún elemento contaminado con el agente nervioso, según la Policía, que indicó que nadie más ha presentado síntomas de haber resultado afectado por el neurotóxico.

Tampoco hay evidencias de que Sturgess y Rowley estuvieran en alguno de los lugares que fueron descontaminados tras "el intento de asesinato de Sergei y Yulia Skripal en marzo", agrega un comunicado de la Policía en referencia al caso del exagente doble ruso y su hija.

No estamos en condiciones de decir si el agente nervioso era del mismo lote que aquel al que los Skripals fueron expuestos", indica la nota.

Sin embargo, la muerte de Sturgess y la gravedad en la que se encuentra Rowley reflejan que ambos recibieron una "dosis alta" de Novichok al manipular un recipiente que ahora está siendo buscado, precisó el jefe de la policía antiterrorista del Reino Unido, Neil Basu.

Mientras la investigación sobre el caso de los Skripal continúa, en la de Sturgess y Rowley trabajan cerca de un centenar de detectives de la Policía Antiterrorista y agentes de la de Wiltshire, el condado al que pertenece Amesbury.

La posible relación entre los dos casos es "claramente una línea clave" en la investigación, pero "es importante" que las pesquisas tengan como guía "la evidencia disponible y los hechos solamente", señalan los responsables de las indagaciones.

La Policía ha difundido un número de teléfono y ha pedido a cualquiera que disponga de información sobre el suceso que la facilite.

Basu calificó de impactantes y trágicos estos hechos, y expresó su solidaridad con Sturgess, quien "deja atrás a su familia, incluidos tres niños".

Nuestros pensamientos y oraciones están con ellos en este momento extremadamente difícil", añadió el responsable policial.

Aseguró que lo ocurrido fortalece la determinación de detener y llevar ante la Justicia a la persona o personas responsables de esta acción, que consideró un hecho "escandaloso, imprudente y bárbaro".

La primera ministra británica, Theresa May, expresó su condolencia por el suceso en su cuenta de Twitter, donde se mostró impactada por la muerte de Dawn Sturgess.

Mis pensamientos y condolencias están con su familia y seres queridos", escribió May, quien subrayó que los investigadores trabajan urgentemente para esclarecer los hechos de este incidente, que ahora se investiga como un asesinato.

El Kremlin volvió a negar este lunes cualquier relación con los envenenamientos con Novichok en el sur de Inglaterra y lamentó el fallecimiento de una de las víctimas.

Desde luego, lamentamos mucho el fallecimiento de la ciudadana británica", señaló el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en referencia a Dawn Sturgess.

Peskov, que calificó de "absurdo" culpar a Rusia, descartó que este caso pueda afectar a la cumbre entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y el estadunidense, Donald Trump, el día 16 en Helsinki.

Esto no tiene nada que ver con la cumbre. Se trata, por decir así, de un problema del Reino Unido, y del grado de interés que tiene el Reino Unido en una auténtica investigación (del envenenamiento de Dawn Sturgess y Charlie Rowley)”, comentó el vocero de Putin.

El portavoz del Kremlin subrayó que los incidentes en Amesbury, donde se intoxicaron Sturgess y Rowley, y en la cercana Salisbury, donde el pasado mes de marzo fueron envenenados el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, "representan desde luego un peligro no sólo para los británicos, sino para el resto de los europeos".

Rusia ofreció desde el principio su colaboración en la investigación de lo sucedido en Salisbury pero, lamentablemente, no hemos visto reciprocidad en este asunto", declaró Peskov.

El ministro del Interior británico, Sajid Javid, aseguró el fin de semana que "no hay que precipitarse en sacar conclusiones" sobre la autoría del segundo caso de envenenamiento con un agente tóxico del tipo Novichok, desarrollado, según Londres, por el Estado ruso entre los años 70 y 90 del siglo pasado.

Sabemos que en marzo fueron los rusos. Sabemos que fue un acto inhumano y bárbaro por parte del Estado ruso. En cuanto a este otro suceso, debemos conocer más detalles y dejar que la Policía haga su trabajo", afirmó.

 

Artículos relacionados

Videos más vistos