Google no te avisó, pero sabe lo que compras con tus tarjetas

Desde 2017 la información de más de 2,000 millones de cuentahabientes fue utilizada -sin su autorización- por anunciantes de Google para medir directamente si su publicidad digital se traducía en ventas físicas

Google sabe lo que compraste el verano pasado, incluso si no hiciste ninguna transacción en línea.

¿Cómo lo hace? Gracias a un acuerdo secreto con Mastercard, el gigante tecnológico puede rastrear las compras offline de millones de cuentahabientes.

De acuerdo a un reporte de Bloomberg, desde 2017 la información de más de 2,000 millones de usuarios fue utilizada -sin su autorización- por un grupo seleccionado de anunciantes de Google para medir directamente si su publicidad digital se traducía en ventas físicas.

“La alianza le dio a Google un activo sin precedentes para medir el gasto minorista, parte de la estrategia del gigante de búsqueda para fortalecer su negocio principal contra los ataques de Amazon.com Inc. y otros”, menciona el medio.

Hasta ahora, la nueva herramienta ha rendido frutos. Para algunos anunciantes, esta nueva característica casi duplicó los ingresos por cada dólar gastado en campañas publicitarias de Google, de acuerdo a una agencia consultada por Bloomberg.

Aunque el gigante de internet podría contar con la información de cuentahabientes de otras firmas: En 2017, Google anunció que con su herramienta “Store Sales Measurement” tendrían acceso a “aproximadamente el 70%” de las tarjetas de crédito y débito en Estados Unidos”; Mastercard representa solo una cuarta parte de las transacciones realizadas en 2017, de acuerdo a Nilson Report, una firma de investigación financiera.

¿Cómo funciona?

Aunque Mastercard asegura que la compañía no puede identificar “artículos individuales” y que los datos son anonimizados, Google obtiene la información suficiente para proporcionar un reporte general con el porcentaje de compradores que hicieron clic o vieron un anuncio y luego realizaron una compra relevante en un margen de 30 días.

Un ejemplo de su funcionamiento:

  1. Buscas “labial rojo” en Google
  2. Haces clic en un anuncio
  3. Navegas por la web, pero no compras nada
  4. Más tarde sales de tu casa, entras a una tienda y compras un labial rojo con tu Mastercard.
  5. Con la información de Mastercard, Google le informa al anunciante sobre tu compra en un reporte que enumera las ventas junto con otras transacciones denominadas “ingresos sin conexión”.

Google afirma que los usuarios pueden deshabilitar el ad tracking, apagando el control de actividad web y de aplicaciones. En 2017 su negocio de anuncios alcanzó los 95,400 mdd en ventas.


Videos más vistos