Obras de ingeniería civil, las más golpeadas en el sexenio de EPN

Durante el sexenio priista de Peña Nieto se he presentado un crecimiento débil de la industria mexicana (0.7% hasta julio del 2018) pese a que el resultado sea ligeramente mejor que el del sexenio de Calderón (0.4%). Las obras de ingeniería civil y las industrias relacionadas con el sector petrolero han presentado sólo números rojos.

La industria de la construcción registró un crecimiento marginal durante el sexenio del actual presidente Enrique Peña Nieto (1.1%), presionado a la baja por el comportamiento de la producción industrial de obras de ingeniería civil, que presentó una caída sustancial de 3.8%, la más pronunciada de todos los sectores (sin contar los relacionados con la minería). 

El gobierno del priista , Peña Nieto, recibió el sector de obras de ingeniería civil con un incremento promedio de 7.3% que dejó el sexenio de Felipe Calderón, cifra que no pudo sostenerse durante su administración. 

La caída en la producción de estas obras se compensó con el dinamismo en las obras de edificación, cuyo producto creció en promedio 1.9% y el de los trabajos especializados para la construcción con 5.4% bajo el gobierno de Peña Nieto, cifras que fueron mejores que las obtenidas con su predecesor, Felipe Calderón Hinojosa (0.3% y 1.2% respectivamente).

 

Las manufacturas 

La producción de manufacturas en México creció 2.3% en promedio durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018). Pese a que el total de la actividad industrial no logró crecer ni al 1%, la producción de manufacturas presentó mejores resultados que los sectores de minería, construcción y generación y distribución de energía eléctrica. 

Especialmente si se compara con el resultado en materia manufacturera con el de su predecesor. Calderón dejó un nivel de crecimiento promedio de 0.7% en esta industria, esto equivale al aumento de 1.6 puntos porcentuales en la administración del abanderado del PRI (Partido Revolucionario Institucional).

La industria de fabricación de equipo de computación y comunicaciones, equipo y accesorios electrónicos fue la que registró el aumento más pronunciado (7.3%) entre el mes de enero del 2013 y julio del 2018, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Otro sector que presentó buenos resultados fue el de fabricación de equipo de transporte, durante el sexenio de Peña Nieto su producto creció 6.1% en promedio, ocupando el segundo sitio entre los subsectores con mayor dinamismo. 

El dinamismo del sector manufacturero se vio impulsado también por el ánimo de otras industrias que mejoraron su producción en el gobierno priista saliente, por ejemplo, la industria de las bebidas y el tabaco incrementó su actividad 4.2% durante este lapso, la industria de fabricación de accesorios, aparatos y equipo eléctrico y de generación de electricidad (2.9%), la del papel (2.7%), la de fabricación de productos textiles exceptuando prendas de vestir (1.8%), la alimentaria (1.8%), industria fabricadora de maquinaria y equipo (1.6%), la de productos hechos a base de minerales no metálicos (1.6%), el conjunto de industrias metálicas básicas (1.6%), la de prendas de vestir (1.3%), la del plástico y del hule (1.2%), la de fabricación de productos metálicos (0.9%), la de madera (0.7%), la de fabricación de insumos textiles y acabado (0.5%) y la de impresión e industrias conexas (0.3 por ciento).

La administración peñista también dejará algunos sectores con resultados negativos, especialmente porque las manufacturas producidas en ellos dependen de algún modo de los recursos naturales. La crisis petrolera ha provocado severas caídas no sólo en la industria minera, también en las industrias que fabrican productos a base del crudo. 

La producción de la industria que fabrica productos derivados del petróleo registró la caída más pronunciada de todas las industrias manufactureras en el sexenio de Peña Nieto (9.4%) y la segunda posición entre los decrecimientos se presentó en la química (1.4 por ciento).

Otros sectores que registraron resultados negativos en este periodo fueron la industria de curtido, acabado y fabricación de productos de cuero y piel y la de fabricación de muebles, colchones y persianas, con una variación negativa promedio de 0.8% y 0.7% respectivamente.

 

El resto de la industria mexicana 

Durante el periodo (2013-2018) no se logró alcanzar una tasa de crecimiento significativa en materia industrial, el factor que empuja a la baja a la actividad industrial es la minería, que continúa presentando cifras rojas, desde junio del 2014 el sector minero no presenta ni una sola variación positiva. 

Se registró una caída de 4.4% en promedio durante estos años de gobierno de Peña Nieto; los servicios relacionados con la minería cayeron en promedio 8.4% durante estos casi seis años, la extracción de gas y petróleo cayó 5.3% y la minería que excluye al petróleo y al gas logró un crecimiento de apenas 2 por ciento. 

La industria de la generación, transmisión y distribución de la energía eléctrica tuvo un incremento promedio de 2.2% durante el periodo, mientras que la industria de suministro de agua y suministro de gas por ductos al consumidor final experimentó un aumento de producción de 1.6 por ciento.

En el sexenio la Actividad Industrial no presentó fortaleza absoluta, ni tasas muy altas de crecimiento. Pese a ello, muchos sectores se mantienen en terreno positivo o estable. Y la industria manufacturera presenta ligeras mejoras que durante el sexenio de Felipe Calderón (0.4% para el panista y 0.7% para el priista). Lo que evidencia que, por lo menos, en las últimas dos administraciones presidenciales la industria mexicana no ha alcanzado a crecer a niveles significativos. 

Artículos relacionados

Videos más vistos