Eliminará AMLO los apoyos 'extra'

Las transferencias discrecionales a los Estados por parte del Gobierno federal se eliminarán en la Administración de Andrés Manuel López Obrador, aseguró Arturo Herrera Gutiérrez, próximo subsecretario de Hacienda.

Explicó que el monto al que ascendieron estas transferencias el año pasado superó los 200 mil millones de pesos y que fue repartido sólo entre algunos Estados.

"El Ramo 23 tenía aprobados alrededor de 100 mil millones de pesos para el año 2017 y se ejercieron más de 300 mil millones de pesos, la parte discrecional no aprobada fueron más 200 mil millones de pesos".

Apuntó que los Estados deberán ser prudentes, tener un mayor manejo responsable de las finanzas y fortalecer la recaudación propia.

"Los Estados tendrán que ser muchísimo más prudentes, el Gobierno federal estaba enviando algo que no estaba en su presupuesto y algunos Estados recibiendo y gastando algo que no había sido aprobado".

También proyectó que durante el próximo año las participaciones federales crecerían entre 6.5 y 6.7 por ciento, en términos nominales.

"Las participaciones federales y los ingresos tributarios se comportan como se comporta el Producto Interno Bruto más la inflación. Probablemente el PIB tendrá un crecimiento del 2.3 por ciento en términos reales y la inflación estará en 4.2 por ciento", señaló ayer posterior a su conferencia "Retos de la Economía Mexicana y lineamientos de política económica", ante el Colegio de Economistas de Nuevo León.

En su ponencia, también detalló que en el tema de recaudación plantearán que la penalidad de la evasión fiscal aumente, aunque no dio detalles.

Consultado aparte sobre el plan de cortar los apoyos discrecionales a los Estados, Kristóbal Meléndez, investigador de Cuentas Subnacionales del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), advirtió que esta medida afectará a las Entidades que solicitaban este tipo de recursos para su gasto corriente al fin de cada año y liquidar pasivos de corto plazo.

"El riesgo es que algunos Estados lleguen al cierre de año con una deuda de corto plazo que no puedan pagar y entonces haya problemas de liquidez importantes".

En contraste, sostuvo que lo positivo de la decisión del próximo Gobierno federal es que los recursos se utilizarán para otro tipo de programas.

"Será positivo en el sentido de que estos recursos que se daban de manera discrecional, ahora el Gobierno federal puede utilizarlos para algunos programas prioritarios y serían utilizados para otros que puedan tener un impacto social más importante".

Agregó que los Estados que no han seguido una disciplina financiera, serían los más afectados.

Aparte, Carlos González Barragán, investigador y catedrático en Finanzas Públicas del Tec de Monterrey, refirió que, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, los recursos que se dan de manera discrecional a las Entidades representan alrededor de 23 por ciento del total de los asignados por parte de la Federación.


Videos más vistos