Aumenta presión deuda de Pemex

De enero a agosto de 2018, el costo financiero de la deuda de Pemex ascendió a 87 mil 990 millones de pesos.

El crecimiento de los intereses de la deuda de Pemex ha contribuido en gran parte al acelerado avance de este gasto del sector público.

De 2014 a 2015, el gasto destinado al pago de intereses y comisiones de la deuda de Pemex, denominado como costo financiero, se duplicó y aunque en años recientes moderó su alza, avanza a un paso más acelerado que el del Gobierno federal.

De enero a agosto de 2018, el costo financiero de la deuda de la petrolera ascendió a 87 mil 990 millones de pesos.

El costo financiero del sector público se divide en el que corresponde al Gobierno federal y la de los organismos y empresas, dentro de las que se encuentran Pemex y CFE.

Según datos de Hacienda, en los primeros ocho meses del año, el total del costo financiero del Sector Público creció 12.4 por ciento real anual.

Dentro de este costo, la parte que corresponde al Gobierno federal avanzó 9.8 por ciento, la de organismos y empresas creció 20 por ciento, con un avance de 18.9 por ciento por la parte de Pemex y 25.8 por ciento de CFE, que pese a ser mayor al de Pemex, tiene un impacto menor debido a su magnitud.

Aunque la petrolera ha logrado mejoras en sus necesidades de liquidez y ha comenzado un proceso de reestructura de la deuda, Moody's consideró en su última revisión de la empresa que sus indicadores crediticios se mantienen débiles.

"Los indicadores crediticios de Pemex permanecerán débiles y la compañía continuará dependiendo de los mercados de capitales para financiar su flujo de efectivo libre negativo en los próximos años", señaló la calificadora en su última revisión de abril.

Pese a que Moody's mejoró la perspectiva crediticia de Pemex, y pasó de negativa a estable, eso estuvo vinculado a una mejora de la perspectiva soberana y el supuesto de un posible apoyo del Gobierno para evitar que la petrolera caiga en incumplimiento.

Además, el rápido crecimiento del costo financiero de Pemex ha afectado los resultados de la compañía.

Según explicó Pemex en su cuarto informe trimestral de 2017, la pérdida neta de 352 mil millones de pesos de ese periodo estuvo motivada por un incremento de 35.4 por ciento del costo financiero, el cual deriva de un mayor endeudamiento.

Con el rápido crecimiento del pago de intereses y comisiones de la deuda de Pemex, la estructura porcentual del costo financiero ha cambiado significativamente desde 2014, año en el que, según muestran cifras de Hacienda, el total destinado a cubrir el costo financiero representó 13.1 del total, 4 por ciento de la CFE y el resto por obligaciones del Gobierno federal.

Al cierre de agosto, del total destinado a cubrir el costo financiero del sector público sumó 388 mil 997 millones de pesos; 72.8 por ciento corresponde al Gobierno federal, 22.6 a Pemex y 4.5 a CFE.


Videos más vistos