Precios del petróleo caen por diferencias entre Trump y OPEP

El valor en el mercado de la mezcla estadounidense WTI disminuyó más de 6%; el Brent, de referencia europea, pierde más de 5.50%.

La situación compleja se mantiene para el petróleo a nivel internacional. La mezcla estadounidense West Texas Intermediate (WTI) cerró la jornada de hoy, 13 de noviembre, con una gran caída de -6.04% que ubicó su valor en 55.6 dólares por barril.

El entorno geopolítico adverso, los pronósticos negativos para el crecimiento económico global y los comentarios del presidente estadounidense, Donald Trump, en Twitter, en contra de las decisiones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) mantienen su presión sobre los precios.

Recientemente, la OPEP, encabezada por Arabia Saudita, exportador mayoritario a nivel mundial, analizó la posibilidad de recortar la producción de petróleo global en 500,000 barriles diarios. El fin de semana pasado la cifra se actualizó a un millón de barriles.

La medida impulsada por el país productor busca elevar los precios del crudo a nivel internacional, al dar equilibrió al mercado por medio de una reducción en la oferta.

Ayer, el presidente estadounidense, Donald Trump, reaccionó de manera negativa en su cuenta de la red social Twitter. En una publicación, aseguró que los precios del crudo deben ser incluso más bajos, de acuerdo con las reservas.

 
Donald J. Trump✔@realDonaldTrump

Hopefully, Saudi Arabia and OPEC will not be cutting oil production. Oil prices should be much lower based on supply!

La mezcla Brent, de referencia europea, también presenta una caída importante. Su valor se mueve -5.98% y cotiza en 65.18 dólares por barril.

Estrategia bélica

Los precios del petróleo entraron en una tendencia bajista luego de que Trump tomó la decisión de imponer sanciones a las naciones que compren crudo a Irán. La caída se pronunció ante el anuncio posterior de que habría excepciones para ocho países.

La medida contra Irán busca reducir su influencia en zonas con conflictos bélicos, como Yemen, y frenar sus programas nucleares. La estrategia de Trump es presionar la economía de Irán a través de dificultar el panorama en el sector petrolero.

 

Artículos relacionados

Videos más vistos