Por abuso sexual (y no por violación), le dan 9 años de prisión a La Manada

Tres jueces del Tribunal Superior de Navarra determinaron que no hubo violencia en los hechos y que era muy difícil discernir si hubo intimidación.

El Tribunal Superior de Navarra, España confirmó este miércoles una polémica sentencia a nueve años de prisión para los cinco jóvenes de La Manada por abuso sexual, aunque dos de cinco de sus jueces consideraron que debían ser culpables del delito más grave de violación.

Tres de los impartidores de justicia determinaron que no hubo violencia en los hechos y que era muy difícil discernir si hubo intimidación al no existir un manifiesto uso de la fuerza o amenazas hacia la víctima.

"La víctima adoptó una actitud de sometimiento y pasividad", indicó la corte en un comunicado.

Según el Código Penal español, debe existir intimidación y violencia para que un hecho se considere violación.

Los jueces que discreparon con la sentencia, estimaron que se trató de "un acto de intimidación y coacción creado por todos ellos, tendiendo una encerrona a la víctima, teniendo en cuenta la prácticamente nula posibilidad que esta tuvo para huir y/o escapar", señaló el texto.

Añadieron que creían que se trató de una agresión sexual agravada (violación) a la luz de los actos "degradantes" que infligieron a la víctima y el hecho de que la dejaron "medio desnuda" y uno de los jóvenes le sacó las tarjetas de memoria al celular.

Los jueces discrepantes concluyeron que los cinco jóvenes debían haber sido condenados a más de 14 años de cárcel.

Incluso, los fiscales pedían una pena de 22 años y 10 meses.

En 2016, los jóvenes sevillanos fueron acusados de penetrar sucesivamente a su víctima -entonces de 18 años- en el portal de un edificio de Pamplona durante la fiesta de los Sanfermines que se celebra en julio.

Los cinco sujetos se grabaron a sí mismos con sus teléfonos móviles y alardearon de los hechos en un grupo de WhatsApp en el que se hacían llamar La Manada.

En abril pasado, los jóvenes fueron sentenciados en primera instancia a nueve años de prisión cada uno por "un delito continuado de abuso sexual". Los jueces descartaron la calificación de violación en los hechos al no observar intimidación.

Dicha decisión provocó indignación y una ola de manifestaciones en España.

El abogado de los acusados, Agustín Martínez, anunció a la AFP que recurrirá ante el Tribunal Supremo la nueva sentencia al considerar que "no es ajustada a los hechos que ocurrieron", que estima fueron "relaciones sexuales consentidas entre seis adultos".

La defensa de la víctima también recurrirá, al igual que el Ayuntamiento de Pamplona, cuyo alcalde, Joseba Asirón, manifestó su "decepción" al considerar que sí hubo agresión sexual.


Videos más vistos