¿Quieres llegar al orgasmo y no puedes? Posiblemente estas sean las razones

Ya sean factores físicos o mentales, llegar al orgasmo no es sencillo para muchas personas.

Nadie nace sabiendo cómo llegar al orgasmo. En muchas ocasiones esto se da por la poca falta de educación sexual y, sobre todo, porque para algunas personas hablar de sexo es un tabú.

La información se queda corta y las respuestas aún más. Aunque existen estudios que indican que para las mujeres la falta de estimulación del clítoris es el mayor problema para que no lleguen a un orgasmo, muchas no se atreven a estimularlo por su cuenta y, en otras ocasiones, sus parejas sexuales no lo toman en cuenta.

En el caso de los hombres, un estudio de Journal of Sexual Research indicó que los problemas de erección no los lleva al orgasmo y una cuarta parte de los hombres en el estudio dijo que sí habían fingido tenerlos en algún momento de su vida.

Si te has encontrado en alguno de estos escenarios, la edición estadounidense de HuffPost consultó a dos expertas en el tema para abordar las posibles razones por las que no puedes llegar al orgasmo. "Existen una gran variedad de factores, tanto físicos como mentales", señaló Sarah Hunter Murray, investigadora sexual y terapeuta de relaciones.

Razones físicas por las que no puedes tenerlo

Lo más probable es que no hayas encontrado la mejor técnica para ti. La razón física más común entre las mujeres cisgénero, por ejemplo, "es debido a la falta de estimulación del clítoris", comentó Murray.

"La mayoría de las posiciones sexuales, especialmente en el sexo heterosexual penetrante, no estimulan adecuadamente el clítoris". Las personas también pueden sentir que están teniendo dificultades para alcanzar el orgasmo, pero puede ser porque "la parte más sensible y erógena de su cuerpo" necesita más estimulación, agregó Murray.

De acuerdo con la sexóloga Sunny Rodgers, por lo general, se necesita hacer un poco de investigación o conversar con un experto o profesional de salud mental para finalmente llegar al orgasmo de manera efectiva.

Algo "tan simple como el balanceo pélvico puede hacer que un clímax sea más fácil de alcanzar durante el sexo y la masturbación", explicó. También debes relajarte y tomarte tu tiempo: podría llevar 20 minutos de estimulación del clítoris (o más) al clímax, dijo Rodgers.

El dolor también puede evitar que llegues a tenerlo. Las condiciones médicas como la endometriosis o la vulvodinia, o la técnica de un compañero sexual que no está creando el efecto deseado, pueden impedirte disfrutar del sexo lo suficiente como para llegar al orgasmo. El tipo de anticonceptivo en el que estás también puede alterar tu libido y tu funcionamiento sexual.

Además, si los hombres cisgéneros "experimentan algún problema que les impida estar interesados en el sexo o tener relaciones sexuales, por ejemplo, la falta de deseo sexual, o la dificultad para obtener o mantener una erección, por supuesto (a ellos) les resultará más difícil", según Murray.

Una gran cantidad de cosas puede causar disfunción eréctil, desde condiciones de salud hasta consumo de tabaco y ciertos medicamentos. Es importante que consultes con tu médico si comienzas a tener problemas con el deseo o tus erecciones.

Razones mentales por las que no puedes tenerlo

Murray comentó que los bloqueos mentales pueden impedirte alcanzar el orgasmo. Puede ser difícil para algunos permanecer mentalmente presentes durante un encuentro sexual y centrarse en las sensaciones, explicó.

"Esto podría ser por una serie de razones: por sentirte emocionalmente desconectado de tu pareja, por estrés o preocupación por las demandas de la vida, inseguridad por tu cuerpo o por un historial de trauma sexual", de acuerdo a la especialista.

Rodgers sostuvo que la vergüenza también juega un factor en no alcanzar el clímax. "Aunque parezca que estamos viviendo en una sociedad sexualmente más abierta con el sexo utilizado en anuncios, películas y redes sociales, estos temas pueden tener un efecto negativo en muchos hombres y mujeres", comentó.

Las "expectativas poco realistas" sobre cómo debes verte y comportarte durante las relaciones sexuales pueden tener un "resultado psicológicamente debilitante".

Rodgers compartió que ha trabajado con pacientes que viven con "un miedo profundo al orgasmo", lo que también puede evitar que experimenten placer durante el sexo.

"Pueden tener miedo de una variedad de resultados al experimentar un orgasmo, como volverse adictos al sexo, o sentirse como si estuvieran haciendo trampa si 'terminan' solos (durante la masturbación)", dijo. Si este es el caso, la sexóloga recomendó acudir a un terapeuta que pueda ayudar a resolverlo.

También hay afecciones de salud mental que pueden afectar tu capacidad para disfrutar del sexo y alcanzar el orgasmo, incluida la ansiedad y la depresión. Si tienes problemas para tener un orgasmo por un motivo desconocido, vale la pena consultar a un médico o profesional de la salud mental.

Qué hacer para conseguirlo

Ahora pasemos a las buenas noticias.

Hay formas de arreglar las barreras físicas y mentales para que puedas tener la experiencia más placentera posible. Si estás lidiando con una falta de conexión emocional o si todavía estás resentido por una pelea, los expertos recomiendan hablar con tu pareja.

Investigaciones muestran que la comunicación abierta conduce a una mayor satisfacción sexual.

Aparte de eso, trata de no enfocarte en el orgasmo mismo. Puede parecer contraintuitivo, pero la ansiedad por la falta de clímax también puede ponerte más lejos de tu alcance, dijo Murray. En su lugar, trata de saborear las otras partes del sexo, como los juegos previos.

El orgasmo tiende a ser tratado como lo principal de un encuentro sexual, a menudo se considera que ejercer demasiada presión para tener un orgasmo es perjudicial para el disfrute sexual"Sarah Hunter Murray

"Eso es porque concentrarse en el orgasmo es esencialmente poner nuestra atención en el resultado en lugar del viaje".

La estimulación no siempre se resuelve en la primera vez. Te puede llevar algunos intentos para sentir resultados. "El masaje de próstata no puede tener una respuesta física durante las primeras dos o tres veces que se realiza, por ejemplo", dijo Rodgers. "Mi mejor consejo es no poner demasiada presión sobre ti mismo y ser paciente".

Y hablando de estimulación, ten en cuenta que la estimulación del clítoris es la forma más fácil de alcanzar el pico para las personas que tienen uno, comentó Rodgers, y eso se aplica tanto a una sesión individual como al sexo compartido.

"Será más fácil alcanzar el clímax con un vibrador", recomendó Rodgers. "Pero si se usa un vibrador o un dedo, asegúrate de usar lubricante... La lubricación ayudará a que la experiencia sea más suave y agradable".

Luego, a medida que te acercas, también puedes intentar apretar y liberar los músculos Kegel. "A veces el cuerpo necesita tener algo de ayuda e inspiración" para finalmente relajarse, agregó.

El balanceo rítmico o el levantamiento y descenso de la región pélvica ayudan a las mujeres cisgénero a activar los músculos en el suelo pélvico y eso las puede llevar al orgasmo"Sunny Rodgers

Si tienes una pareja, Murray recomendó que también deberían intentan tener más "curiosidad, atreverse a experimentar y ser abiertos" a nuevas experiencias que podrían permitirte alcanzar el clímax más fácilmente.

"Intenta experimentar con diferentes posiciones sexuales durante el coito para ver si les ofrecen más estimulación. Intenta masturbarse por tu cuenta para saber cómo te gusta que te toquen, y descubras cómo compartir esa información con tu pareja".

Finalmente, la solución más importante podría estar fuera de tu cuarto: la ansiedad puede inhibir la satisfacción sexual, según investigaciones. "Prueba varias técnicas de relajación, considera la práctica de la atención plena para mantenerte más presente y en el momento durante la estimulación sexual, o considera formas en que podrías conectarte de manera más romántica y emocional con tu pareja antes de hacerlo", sugirió Murray.

"Tal vez intentes algo nuevo o emocionante que aumente tu excitación y disfrute sexual". Puede ser justo lo que necesitas para finalmente empujarte al límite.


Videos más vistos