PIB potencial de México baja ante incertidumbre: Fitch

Incorpora el impacto de un sector energético estancado y con pérdidas.

La calificadora Fitch recortó en 3 décimas su estimado de crecimiento potencial para la economía mexicana, para ubicarlo en 2.5%, al incorporar el impacto de un sector energético estancado y con pérdidas, y una población en edad de trabajar que disminuirá en el siguiente lustro.

El crecimiento potencial supone que todos los factores de producción de México, operando a máxima capacidad, le permiten expandirse hasta cierto nivel, que según Fitch es de 2.5 por ciento. Esto significa que cada año podría conseguirse ese incremento en el Producto Interno Bruto (PIB), sin que medien aceleradores como un estímulo fiscal o monetario, o una mayor demanda externa o doméstica.

En un análisis sobre el potencial de crecimiento para las economías emergentes más grandes, consignó que “esta corrección —en el estimado PIB potencial— responde a la incertidumbre política que ha sembrado la nueva administración en los prospectos de inversión, particularmente en el sector energético, que se han deteriorado conforme el gobierno ha puesto en modo de espera la implementación de reformas constitucionales aprobadas”.

Además, sostuvo que la caída de la producción del petróleo que se ha mantenido consistente en la década pone de relieve el peligro en el que se encuentra este sector, que es claramente estratégico para el desarrollo de México.

La favorable demografía de México continúa como el principal apoyo para la capacidad de crecer de la economía. Sin embargo, advirtió que la población en edad de trabajar comenzará su declive en los próximos cinco años, lo que generará presiones de tipo económico y en las finanzas públicas.

Detalló que tras la crisis mundial, el potencial de crecimiento de México bajó a 2.1%, y tras las reformas del 2013, subió a 2.8 por ciento.

Menos dinámico que sus pares

Por tratarse de una agencia calificadora, el análisis destaca que el deterioro del potencial de crecimiento económico de México lo pone en desventaja respecto de los emisores que cuentan con la misma calificación, que es “BBB+”, esto es, tres escalones arriba del grado de inversión.

Los pares de México, según la calificación de Fitch, son Perú, Tailandia y Andorra.

En el análisis, planteó que todos ellos cuentan con un incremento en su participación económica o tienden a la estabilización de su actividad productiva. Y señaló que México siempre ha tenido al crecimiento económico como una de las debilidades para la calificación que ostenta.

Los demás recortes

En el documento, Fitch también recortó sus expectativas de crecimiento potencial para Turquía, Brasil, Indonesia y Sudáfrica.

Este ajuste a la baja tiene como común denominador la corrección a la baja en el apetito por invertir, lo que ha repercutido en una caída de la oferta de trabajo y en debilitamiento del crecimiento.

Para Turquía, el potencial de crecimiento está en 4.3%, que incluye un recorte de medio punto porcentual. Brasil tendría una expansión potencial de 1.7%, desde 2% anteriormente calculado; Sudáfrica crecerá a una tasa potencial de 1.7%, en vez de 1.9% previo, e Indonesia tendría una tasa de crecimiento de 5.3%, en vez de 5.5% estimado anteriormente.


Videos más vistos