Jubilan a 'Capo', perro policía de Ecatepec; podrías adoptarlo

Capo es un pastor belga que desde hace seis años ha ayudado a detectar drogas y armamento en las escuelas de este municipio

Capo se transforma o hace su trabajo en cuanto el manejador le pone la casaca, lo hace que entre en su papel de perro policía, fuera de eso es un perrito normal y juega come duerme sin mayor problema.

Así es Capo un perro pastor belga que desde hace seis años ha ayudado a detectar drogas y armamento en las escuelas del municipio de Ecatepec.

Este perrito se le ha detectado que tiene habilidades muy desarrolladas o habilidades para el trabajo de detección de sustancias toxicas o de armamento, en lo cual sus manejadores lo han ido adiestrando para lograr muy buenos resultados con estos animalitos en los operativo mochila, en los operativos del transporte público y todo este tipo de situaciones”, explicó Luis Enrique Islas Juárez, encargado del grupo de Proximidad Social.

Luego de recorrer más de dos mil escuelas, ahora a sus 11 años de vida, Capo debe ser jubilado.

Se jubila, se dice que un perrito una vez que cumple ocho años de edad, un perro policía ya debe de ser evaluado y ver si su estado de salud le permite seguir trabajando o no pero es a partir de los 8 años, Capo por el cuidado que tuvo nos pudo regalar dos años más, él ya está por cumplir los 11 años de edad, hace 20 días tuvo su último operativo es cuando nosotros nos damos cuenta de que él ya, él quiere seguir trabajando pero físicamente ya no nos da más”, señaló Jorge Alberto Cruz Luna, encargado de la Policía Montada y Caninos.

El pastor belga ya se cansa en sus recorridos y es momento de buscarle un hogar para este perrito que ayudó a evitar el consumo de drogas o enervantes o la introducción de objetos punzo cortantes o armas en escuelas.

Ya ahorita a tiene 15 a 20 días que se le dejó de trabajar, se jubila por la edad, como todos nos marca que hay una edad que él ya cumplió de vida de trabajo y pues ahorita estamos esperando que, si alguien lo quiere adoptar con todo gusto, lo vamos a seguir teniendo aquí pero ya sin ocuparlo sin trabajarlo porque ya cumplió su ciclo”, detalló Luis Enrique Islas Juárez.

Capo es muy sociable y querido en las escuelas a donde ha ido por lo que creen será un buen integrante más para una familia.

Es muy cariñoso sobre todo con los niños incluso a veces hasta cuesta un poquito retirarlo con los jóvenes con los niños cuando vamos a las escuelas y buscan al final acariciarlo, ya no quiere regresar”, aseguró el encargado de la Policía Montada y Canina.

Así después de seis años de ardua labor, esperan despedir a Capo como se merece.

Estamos en eso de conducirlo a campo para que tenga unos honores para que ya se le retire de la policía y asimismo estamos en ese trabajo de tratar de si hay alguien que lo quiera adoptar adelante, es muy sociable es un animalito que nos ha ganado el corazón de los que hemos trabajado cerca de él”, dijo el encargado del grupo de Proximidad Social de Ecatepec.


Videos más vistos