Tren Maya y refinerías animan a empresarios del sureste

Dos Bocas y la rehabilitación de los complejos de Salina Cruz y Minatitlán se ven con optimismo.

El proyecto de construcción del Tren Maya y una eventual mejora en las condiciones financieras de Pemex son vistos por directores de empresas del sur como factores que tendrán impacto favorable en la actividad de la región, consignó Banco de México (Banxico).

“La construcción del Tren Maya es vista por empresarios de la región sur como un proyecto fundamental para el desarrollo, dados los efectos positivos que podría tener sobre los sectores de la construcción, el turismo, el comercio, y las manufacturas”, precisa en su Reporte sobre las Economías Regionales trimestral, divulgado por el director de Investigación Económica del banco central, Daniel Chiquiar.

En el reporte, que es desarrollado a partir de 477 entrevistas entre directivos empresariales en las cuatro regiones del país divididas por el Banxico, destacaron que los de la región sur “consideran que la puesta en operación de las zonas económicas especiales y la construcción del Tren Maya serán factores que atraerán inversión privada a la región”.

Los estados integrados por el Banxico en la región sur son: Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Al presentar el documento, el funcionario del Banco de México confirmó que este proyecto podría ser un acelerador para conseguir un mejor desempeño regional hacia delante.

Matizó que en la medida que la actividad económica del sur sea impulsada con políticas públicas dirigidas y eficientes, se podrá anticipar un futuro promisorio para la actividad económica regional.

Pero declinó anticipar cuánto tiempo podría tomar a los estados del sur conseguir un desarrollo y expansiones cercanas a las del norte del país, como es el proyecto del gobierno actual.

El funcionario de Banxico explicó que en la medida que se revierta la situación del sur y se impulse un mejor desempeño en las actividades no petroleras y petroleras, sí se pueden anticipar incidencias positivas.

Acerca de las actividades petroleras, de alto impacto en las regiones del sur, dijo que Pemex se identifica como una prioridad para la administración y confía en que en la medida que se revierta la situación financiera actual de Pemex y se impulse su desempeño, se esperaría una aceleración para la actividad de las economías del sur en particular.

Sobre la confianza del consumidor que desaceleró de niveles altos durante el último trimestre, y cuyas expectativas se recuperaron hasta tocar niveles históricos al arrancar el año, Chiquiar explica que su optimismo será también determinante para el mejor desempeño de la región sur.

Refinerías, otro motor

Entre los 113 empresarios entrevistados del sur, mencionaron que la construcción de la refinería de Dos Bocas en el estado de Tabasco y la rehabilitación de las refinerías de Minatitlán, Veracruz y Salina Cruz, Oaxaca, ejercerán un efecto positivo sobre la minería petrolera, la petroquímica y el comercio.

En el reporte “destacaron que el fortalecimiento de la capacidad de refinación en el sur aumentará la oferta de combustóleo, lo cual en su opinión reducirá el costo de generación de la energía eléctrica en esa región del país, aumentando así la competitividad de las manufacturas, el comercio y los servicios de hospedaje”. En todos los casos la información recabada es de carácter confidencial. Las entrevistas son realizadas por personal de las delegaciones y coordinaciones regionales del Banco de México.


Videos más vistos