Migrantes buscan alternativas para evitar ser asegurados

En su paso por México, los migrantes centroamericanos manifestaron que han pasado hambre; agregaron que temen ser detenidos por autoridades migratorias

Tenemos hambre!, gritan los migrantes centroamericanos a su paso por Escuintla, en donde solo la Iglesia Católica les ofreció comida, una cena.

“Solo nos han dado agua y algunas personas que nos llevan pan con café en la noche y la iglesia católica que nos llevó cena, llevamos hambre”, explicó Juan Gabriel Ramírez, de origen hondureño.

Organizadores de la caravana que a temprana hora partieron del municipio de Escuintla con rumbo a Mapastepec, buscan implementar una estrategia para que el grupo busque otras alternativas para continuar su camino y evitar ser asegurados por la Policía Federal y el Instituto Nacional de Migración.

En la víspera, un grupo de 200 migrantes fueron asegurados en el municipio de Mapastepec a la altura del crucero a la cabecera municipal, actualmente los que lograron escapar caminan hacia el municipio de Pijijiapán.

En tanto el albergue instalado en la Unidad Deportiva, luce desolado, aunque hay presencia de la Policía Federal, del Instituto Nacional de Migración y brigadas de salud, en el lugar.


Videos más vistos