En un año murieron 14 mil 288 personas por esta causa en 20 ciudades

En el país existen ciudades que ni siquiera reportan los niveles de contaminantes acumulados en el aire, pese al riesgo que representa para la salud pública.

Vivir con mala calidad del aire no es algo exclusivo de la capital, en realidad es un fenómeno que se registra en todo el país y que no siempre es atendido por autoridades locales. Datos del Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP) muestran que, solo en 2017, la contaminación derivada al uso de transporte terrestre estuvo asociada a la muerte de 14 mil 288 personas en las 20 ciudades más grandes del país.

En la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) se registraron 2 mil 288 muertes, representando el 15% de los fallecimientos a nivel nacional. Pero en otras ciudades como Monterrey y León, en realidad hubo una proporción más alta de muertes por la mala calidad del aire. Por cada cien mil muertes, 12 ocurrieron en la ZMVM, mientras que en Monterrey 16 y en León 13.

En lo que va de 2019, se han declarado 4 contingencias ambientales en la Ciudad de México. La última se extendió del 16 al 18 de abril, la más larga del año. La ciudad de Monterrey también suma 4 contingencias durante estos primeros meses, la última activada el 12 de abril. 

El campañista de movilidad de Greenpeace México, Carlos Soumaya, dijo este 24 de abril en conferencia de prensa que, de continuar la tendencia en el número de muertos por mala calidad del aire, en diez años el total de estas muertes podrían equivaler al total de habitantes de una gran urbe del país.

Pese a la situación crítica, en México no se puede realizar una evaluación sobre la calidad del aire y las muertes asociadas a ese mal que incluya a todo el país, porque 9 de las 34 sedes de monitoreo no presentaron el último reporte anual.

El Informe Nacional de Calidad del Aire del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) de 2017 reveló que las zonas incumplidas se ubican en Aguascalientes, Chiapas, Campeche, Mérida, Acapulco, Querétaro, Juárez, Coahuila y Chihuahua.

Estudios de años anteriores confirman que, en México, más de diez mil personas mueren anualmente por enfermedades vinculadas a la mala calidad del aire, sobre todo adultos mayores, niños y  personas con enfermedades cardiovasculares, asma o infecciones respiratorias agudas.

El Instituto de Salud Pública (INSP) informó que en 2015 fallecieron 14 mil 666 personas en 15 ciudades del Sistema Urbano Nacional. Dos años antes, el instituto reportó la muerte de 17 mil 700 ciudadanos en 12 ciudades; todas asociadas a la contaminación del aire causada por contaminantes como ozono, dióxido de nitrógeno, y material particulado.

Ante crisis nacional de calidad de aire, se crea Observatorio Ciudadano

Tras la falta de reportes sobre la calidad del aire en los sistemas de monitoreo del país, y ante la crisis por mala calidad del aire que ocurre en urbes como la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Puebla, este miércoles se presentó el Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire.

El nuevo observatorio está integrado por El Centro Mexicano de derecho Ambiental (CEMDA), Greenpeace, el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), el Poder del Consumidor (EPC), Bicitekas y Fundación Tláloc.

El observatorio buscará participar en los grupos de trabajo del Programa de Normalización para las NOM de salud, hacer aportaciones sobre planes de movilidad integral, evidenciar los efectos de la mala calidad del aire y promover el fortalecimiento de programas de verificación vehicular.

Sthepan Brodziak, integrante del observatorio, denunció que ante el problema que implica la mala calidad del aire, autoridades de los tres niveles de gobierno son indiferentes. “En cada oportunidad de acercamiento a entes gubernamentales les hacemos saber irregularidades, y ellos lo saben, pero incluso escuchamos risas”.

Al ser un observatorio ciudadano, los proyectos se llevarán a cabo gracias a las donaciones internacionales y nacionales. El observatorio buscará que sus principales bases de colaboración sean la ciudadanía y los centros educativos.


Videos más vistos