Darían cárcel a comuneros que se oponen a inmobiliarias

Gobierno ordenó vincular a proceso a comuneros de San Juan de Guadalupe y sus anexos Tierra Blanca y San Miguelito que luchan contra empresarios, informó abogado

En medio de la tragedia ecológica que vive la Sierra de San Miguelito, donde la comunidad de San Juan de Guadalupe y sus anexos Tierra Blanca y San Miguelito se encuentra inmersa, un Juez de Control ha decidido este martes vincular a proceso a los principales líderes de la resistencia.

Noel de la Rosa Bravo, Tomas Jasso Menchaca y Agustín Jasso Juárez, injustamente están siendo procesados y pudieran ser encarcelados en los próximos días, acusados por defender un predio comunal que fue vendido irregularmente por el empresario Esteban Olmos a un fraccionador de nombre Juan Ramón Cazares Sánchez.

Un predio que históricamente ha simbolizado la resistencia a los especuladores del suelo y que ha sido resguardado por familias de Tierra Blanca del origen más humilde. Se trata del Expediente CDI/PGJE/ZC/SLP/12881/16RU:16197/2017.

El Gobierno del Estado a través del Instituto Registral y Catastral del Estado otorgó escrituras de propiedad en un solar comunal en favor de fraccionadores. Esto se encuentra registrado bajo el Folio 191672, como aparece en una boleta de fecha 5 de agosto del 2016, en un contrato de compraventa con reserva de Dominio, validado por la Subdirección del Registro Público de la Propiedad.

Los vinculados a proceso, integrantes del grupo “Emiliano Zapata”, no han aceptado recibir un peso de los fraccionadores y no han firmado ningún acuerdo o negociación que signifique perjuicio a los intereses de la Comunidad. Tomas Jasso Menchaca es hijo del comunero Pedro Jasso Bravo quien marchara a la Ciudad de México en el famoso burro “Chaparro” en el año de 1997.

Carlos Covarrubias Rendón quien es parte del equipo de defensa de los comuneros, manifestó que se trata de un acto brutal, infame y vergonzoso. Es una imputación aberrante, carente de datos de prueba, manipulada desde el Palacio de Gobierno y desde las empresas inmobiliarias que, así como a la sierra, también tratan de destruir a los símbolos de la resistencia comunal.

“La torpeza del Gobierno solo le arroja más leña al fuego. Este asunto se va a radicalizar”, señaló José Corpus Salazar, quien es abogado y también nieto de Comuneros.


Videos más vistos