Conductores de Uber y Cabify, y repartidores de Rappi pagarán impuestos a partir del 1 de junio

A partir del 1 de junio, el Servicio de Administración Tributaria cobrará impuestos a los trabajadores que brindan servicios a través de aplicaciones como Uber, Cabify, Rappi, Eats, Sin Delantal, Bolt, Beat y Conershop.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) anunció un programa de retención de impuestos para aplicaciones de transporte y de servicios de entrega de alimentos a domicilio como Uber Cabify, Rappi, Eats, Sin Delantal, Bolt, Beat y Conershop, el cual entrará en vigor a partir del 1 de junio.

La titular de la dependencia, Margarita Ríos Farjat, informó que a través del Programa de Colaboración para la Simplificación del Cumplimiento Tributario, los trabajadores podrán tener acceso a los servicios de seguridad social.

“El SAT se suma al esfuerzo y otorga certeza y certidumbre jurídica de cómo aplicar la legislación para que los contribuyentes aporten”, dijo durante la presentación del programa.

Para el caso del ISR, explicó, la tasa de retención será entre 3 y 9 por ciento, mientras que para el IVA será una tasa reducida de 8 por ciento.

Sobre este tema, Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), detalló que una de las plataformas de servicio en transporte tiene registrados a 250 mil socios.

En este programa de retención de impuestos también participaron representantes de las plataformas digitales, quienes aseguraron que el programa del SAT no sólo les ayuda a facilitar el pago de impuesto, también sus trabajadores contarán con seguridad social y servicios financieros.

México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con la menor recaudación de impuestos. En 2017 registró el equivalente a 16.2 por ciento del PIB.

Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicado el mes de marzo recomendó a México cobrar IVA a los servicios digitales y gravar con 3 por ciento los servicios de intermediación de plataformas multilaterales como Uber, Netflix y Sopotify. Con ello, México obtendría 178.8 millones de dólares al año.

En su reporte “Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019”, la Cepal estimó que para 10 países de la región (Argentina, Bolivia, Barsul, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú Uruguay y México) los ingresos podrían llegar a 580 millones de dólares anuales y México sería el que se llevaría la mayor parte, el 31 por ciento de ese total.

El 24 de abril pasado, en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México se publicaron las nuevas disposiciones del reglamento de la Ley de Movilidad, donde se detalla que los conductores deben tener una constancia de registro, una constancia de registro vehicular donde se debe presentar la factura del auto que debe tener como mínimo de costo los 250 mil pesos. También se anunció la creación de una licencia tipo E1 para los conductores de este tipo de servicios y los autos deben tener la revista vehicular.

En respuesta, el colectivo de Empresas de Redes de Transporte, creado por Uber, Cabify, Bolt, Laudrive Beat y DiDi, hizo un llamado a las autoridades capitalinas para que se abra el diálogo en el tema, pues argumentó que esta nueva regulación afecta a los usuarios y reduce las oportunidades económicas de los que hoy tienen un ingreso a través de estos servicios.

Este lunes, la SHCP informó del programa de retención de impuestos a las aplicaciones de transporte, con el cual buscaría que todos los contribuyentes actualicen su situación con el fisco y que todos aquellos que no pagan lo hagan conforme marca la ley.


Videos más vistos