Vulnera finanzas Plan de Pemex

El Plan de Negocios de Pemex pone presión a las finanzas públicas por el apoyo que la compañía requiere del Gobierno federal, advierten especialistas.

Para financiar la inversión que necesita Pemex, se anunció la disminución en los impuestos petroleros a través del Derecho de Utilidad Compartida (DUC), el cual pasará del actual 65 por ciento a 54 en 2021 y transferencias directas por parte del Gobierno federal.

El plan de Pemex se centra en el incremento de la producción y es necesario contemplar un escenario de baja en los precios internacionales del petróleo, señalaron expertos.

Para Alejandro Limón, investigador de Energía y Finanzas Públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el País queda vulnerable ante una baja en los precios del petróleo, por lo que el reto será mantener estables los ingresos petroleros y una mayor producción.

En caso de que se caigan los precios o producción por variables fuera de control del Gobierno, el plan deja vulnerable tanto a las finanzas de Pemex como a las finanzas públicas, por lo que la nueva Administración debe encontrar la forma de compensar la baja en los ingresos petroleros, explicó.

"Lo interesante va a ser cómo se planea esa transición energética fiscal, que va a implicar el desfase de la renta petrolera que paga Pemex y cómo serán compensados por parte de ingresos tributarios.

"La ecuación es complicada porque está, por una parte, planeando mayor producción y, por otra parte, Hacienda estima en los Criterios generales de Política Económica de 2019 que los ingresos petroleros para el siguiente año van a ser iguales a los aprobados en 2019", señaló Limón.

Según explicó José Luis Cano, director ejecutivo de deuda corporativa ABS de HR Ratings, el impacto en las finanzas públicas dependerá de que haya aumento en la producción -y por consecuencia de impuestos- y si se puede compensar la disminución en la tasa de DUC cobrada a Pemex.

Sin embargo, estimó que en el corto y mediano plazo, es difícil que Pemex logre parar la caída en la producción de petróleo.

La recapitalización de Pemex será dolorosa para el Gobierno federal en el corto plazo, debido a la desaceleración económica que generará menor cobro de impuestos y por los vencimientos de corto plazo de la petrolera, explicó Jorge Suárez-Vélez, analista financiero.

La inversión que se realice ahora tardará un largo plazo en dar resultados que compensen la caída en la recaudación del Gobierno. Por tal motivo se debe de acelerar los farmouts y rondas de licitación que involucren a la iniciativa privada, afirmó.

"Lo más importante es que se incrementen la inversión de recursos que no son del Estado, para que esto permita revertir la caída de la producción sin generar un agujero fiscal", sostuvo.


Videos más vistos