Programa Código Infarto redujo 58% la mortalidad por infarto al miocardio

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a través del programa Código infarto, ha reducido la mortalidad de los derechohabientes atendidos por ataque agudo al corazón en 58 por ciento, aseguró la doctora Gabriela Borrayo Sánchez.

La cardióloga del IMSS, coordinadora de este programa, dijo que surgió con el fin de garantizar el diagnóstico y tratamiento urgente del paciente por infarto agudo al miocardio, por lo que se han reducido dos días de terapia intensiva y un día de hospitalización por la intervención en un tiempo de entre 30 y 90 minutos después de que el derechohabiente llega a una unidad médica

“Eso nos da como Instituto mayor posibilidad de atender a más pacientes y más disponibilidad de espacios”, afirmó.

El infarto es el daño o la muerte del músculo cardiaco (miocardio) que ocurre cuando alguna de las arterias coronarias que nutren el corazón se obstruye por exceso de grasa, lo que genera un coágulo (trombo) que impide el paso de la sangre y puede afectar al corazón enfermedades como diabetes, hipertensión, el colesterol alto, consumo de tabaco, obesidad, estrés, el tipo de alimentación, los hábitos de sueño.

Borrayo Sánchez detalló que Código Infarto se basa en 23 redes de atención, que incluyen las 35 delegaciones del país; en ellas, se estandarizan las acciones entre médicos, enfermeras, vigilantes y asistentes a través de un protocolo que funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Para prevenir padecimientos del corazón recomendó hábitos saludables como alimentación rica en frutas y verduras, ejercitarse, cuidar el peso, respetar horarios de sueño y visitar al médico periódicamente, son acciones que pueden prevenir.

Los síntomas que se deben reconocer son: dolor opresivo en el pecho, falta de aire o desmayo, sudor frío, náuseas y ganas repentinas de evacuar; ante cualquier duda, reiteró, se debe visitar al doctor porque de ello también dependerá la calidad de vida posterior al padecimiento.

Hasta el momento se han atendido a 25 mil pacientes con este programa. Antes de su implementación, México ocupaba el primer lugar de mortalidad de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con 28 por ciento, por infarto agudo al miocardio; hoy el promedio es de 8 por ciento, muy cercano al que marca el organismo internacional y que se ubica en 7.5 por ciento.


Videos más vistos