Nuevas acusaciones contra juez Kavanaugh por agresión sexual

Surgen nuevas acusaciones contra Brett Kavanaugh, juez de la Corte Suprema de EU, y tres precandidatos demócratas a la presidencia piden su destitución

Por lo menos tres precandidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos pidieron la destitución del magistrado de la Corte Suprema Brett Kavanaugh luego de que surgiera una nueva acusaciónen su contra sobre agresión sexual ocurrida cuando cursaba la universidad.

Kavanaugh fue confirmado en octubre del 2018 luego de unas emotivasaudiencias en el Senado sobre otra acusación de abuso sexual durante sus años de escuela.

El diario The New York Times reportó este fin de semana que el magistrado enfrentó otra denuncia cuando asistía a la Universidad de Yale y que el FBI no investigó dicha acusación.

La denuncia más reciente es similar a la de su proceso de confirmación y fue presentada por Deborah Ramirez, una compañera de Yale que afirma que Kavanaugh se exhibió semidesnudo ante ella durante una fiesta.

Cuando el magistrado testificó ante la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado el año pasado, rechazó todas las acusaciones de conducta inapropiada.

Luego de que se dio a conocer el reporte nuevo, la senadora Kamala Harris dijo:

Brett Kavanaugh mintió al Senado de Estados Unidos y sobre todo a los estadunidenses”,

Debe ser destituido", agregó en Twitter.

Su rival demócrata rumbo a los comicios de 2020, la senadora Elizabeth Warren, escribió también en Twitter:

La confirmación no es una exoneración y estos nuevos reportes son inquietantes. Así como el hombre que lo designó, Kavanaugh debe ser destituido”.

Sus comentarios se produjeron luego de unos parecidos por parte de Julián Castro, un exsecretario de Vivienda, realizados el sábado por la noche.

Está más claro que nunca que Brett Kavanaugh mintió bajo juramento", tuiteó.

Debería ser destituido y el Congreso debería revisar por qué el Departamento de Justicia no investigó de manera adecuada la cuestión".

Los demócratas son mayoría en la Cámara de Representantes, la cual tiene las facultades de destitución.

Si la cámara baja toma ese camino, se llevaría a cabo un juicio en el Senado, donde la mayoría es republicana, lo que hace improbable que Kavanaugh sea destituido.

Trump, quien apoyó a Kavanaugh durante su controvertido proceso de confirmación, desestimó la acusación más reciente y dijo que era una “mentira”.

En un tuit publicado el domingo, el mandatario señaló que Kavanaugh "debería empezar a demandar a la gente por difamación, o el Departamento de Justicia deberá salir a su rescate".

De momento no quedó claro cómo la entidad federal podría defenderlo.

Trump agregó que había "acusaciones falsas sin recriminación" y afirmó que las acusadoras buscaban influenciar las opiniones sobre Kavanaugh en la magistratura.

El republicano Ted Cruz, senador del estado de Texas, desestimó las nuevas acusaciones como una "obsesión de la extrema izquierda por enchastrar al juez Kavanaugh yendo 30 años atrás con fuentes anónimas".

SIN PRUEBAS

En septiembre de 2018, durante el proceso de confirmación del juez ante el Senado, una excompañera de secundaria, Christine Blasey Ford, lo acusó de intentar violarla en 1982.

Durante una audiencia en la Cámara Alta del Congreso, Blasey Ford dijo estar segura al "100%" de haber sido agredida por Kavanaugh cuando él tenía 17 años y ella 15.

En su testimonio posterior, el magistrado clamó su inocencia y dijo ser víctima de una campaña para denigrarlo promovida por la extrema izquierda.

Ante esos dos testimonios contrarios, el Senado ordenó al FBI llevar a cabo una investigación, pero la policía federal no pudo corroborar las acusaciones de Blasey Ford y el Senado aceptó el ingreso de Kavanaugh a la Corte Suprema por 50 votos a favor y 48 en contra.

La llegada de ese juez inclinó el alto tribunal hacia el bando conservador, con cinco de sus nueve magistrados, y representa una de las mayores victorias políticas de Trump.


Videos más vistos