Shelly-Ann Fraser-Pryce gana su cuarto oro mundial en los 100m lisos

La pequeña jamaicana ya tiene más oros mundiales que Bolt en los 100m lisos. Tras ser madre voló en 10,71s y lo celebró con su hijo en brazos.

¿Quién no conoce a Usain Bolt? ¿Y quién conoce fuera del mundillo del atletismo a Shelly-Ann Fraser-Pryce? La jamaicana siempre ha sido la cara oculta de su compatriota, además de su antítesis física. Si Bolt siempre era el más alto (1,95m), ella era la más baja (1,52m). De ahí lo de 'Pocket Rocket', el cohete de bolsillo. Ella ganaba los 100m lisos un día después y con muchos menos focos. Y mira por donde, con él retirado, ella, de 32 años, tendrá para siempre más oros en la recta en los Mundiales de atletismo. Tras dar a luz, perder protagonismo en los Juegos Olímpicos de Río y el Mundial de Londres, volvió a reinar en la velocidad. Ganó su cuarto título de principio a fin y con un marcón: 10,71s, a solo una centésima de su mejor marca de siempre.

Fraser-Pryce, también dos veces campeona olímpica se llena de argumentos para ser considerada la mejor velocista de la historia. Nunca será la más rápida, porque el viejo récord de la sospechosa estadounidense Florence Griffith-Joyner (10,49s en 1988 y seguramente con una errónea medición de viento) se considera imbatible e irreal, pero nadie ha corrido más veces (16) por debajo de 10,80s con su trepidante frecuencia de zancada, inasequible para sus rivales.

Su año le hacía favorita, y en Doha, esta vez con una larguísima peluca con los colores de su país, firmó la segunda salida de tacos más rápida (0,134s) y nadie le hizo sombra hasta la meta. Ausente finalmente la campeona mundial vigente Tori Bowi que se centrará en longitud, con 10,83s, la campeona europea Dina Asher-Smith batió el récord británico y con 10,90s, la costamarfileña Maria-Jose Ta Lou cerró el paso al podio a la campeona olímpica Elaine Thompson. Fraser-Pryce ha regresado para quitarle el protagonismo a su compatriota, y ahora promete triunfar también en unos 200m muy abiertos, no como el campeón de 100m, Coleman, que este domingo no se presentó a las series de la curva.

  • Otra madre que sigue triunfando: 12 oros mundiales

La noche fue de reinas que vuelven a reinar tras dar a luz. Allyson Felix fue madre en noviembre y no llegó a tiempo de coger la forma suficiente para clasificarse en los 400m en los Trials estadounidenses. Por suerte, el estreno de los 4x400m mixtos, la primera prueba que mezcla hombres y mujeres en los mundiales de atletismo, le permitió la oportunidad de ganar su 17ª medalla y 12º oro, más que nadie en la historia. El dorado vino acompañado de récord mundial: Estados Unidos destrozó por tres segundos la marca de las series el día anterior y ahora el tope está en 3:09:34. Jamaica y Bahrein cerraron el podio. La estrategia adecuada se confirmó: chico-chica-chica-chico.

  • Cuatro oros para Taylor

Estados Unidos se encaramó a lo alto del medallero con el doblete en triple salto. Christian Taylor ganó también su cuarto oro mundial (17,92m) por encima del líder mundial del año Will Claye (17,74m). Hugues Zango, de Burkina Faso, cerró el podio con el récord africano (17,66m).

En una pértiga femenina, la rusa que compite como neutral Anzhelika Sidorova ganó con un salto muy notable de 4,95m una final de 17 atletas. La estadounidense Sandi Morris alcanzó 4,90m y la campeona olímpica, la griega Katerina Stefanidi (4,85m).


Videos más vistos