Juez decide que Rosario Robles siga presa; “es una venganza política”, recrimina

El juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna determinó mantener en prisión preventiva justificada a Rosario Robles Berlanga, quien esta tarde compareció en el Centro de Justicia Penal Federal, ubicado en el Reclusorio Sur de la Ciudad de México, luego que un magistrado federal ordenó reponer su proceso.

Tras una ríspida audiencia de cuarenta minutos en la que Delgadillo Padierna acusó a la defensa de Robles de “mentir” e insistir en los medios de comunicación sobre la supuesta duplicidad de licencias de conducir, una de las cuales han dicho que es falsa, determinó mantener la medida cautelar que le impuso desde el pasado 13 de agosto.

“Ustedes vinieron a mentir de una manera dolosa y a perjudicar a su defendida”, acusó el juez. Tras esto, argumentó que el riesgo de evasión de la justicia es elevado, por el que determinó mantener su encierro en el Reclusorio Femenil de Santa Martha Acatitla.

Uno de los argumentos que insistió el juez de control, y que mantiene desde el pasado 13 de agosto, es que Robles mintió en su domicilio, además del viaje a Costa Rica que realizó y el que supuestamente había sido de vacaciones y después a un curso.

Tanto su abogado Julio Hernández Barros, cómo la propia imputada, señalaron que existe una consigna política para mantenerla a prisión, aunque no señalaron quién podría estar detrás del ardid.

“Esto se trata de una venganza política y no de un acto de justicia”, señaló Robles en una de sus intervenciones.

En tanto que Hernández Barros pidió al juez no faltarle al respeto, al decir que mentía.

Al salir de la audiencia, la hija de Rosario Robles, Mariana Moguel, llamó a su madre una “presa política” y volvió a insistir en que existe una consigna política para mantener a su madre bajo medidas cautelares.

“Basta de venganzas políticas”, insistió. También mostró una playera en la que imprimió la licencia de conducir de su madre: “la única real, la otra es falsa”, dijo.

Por su parte, el abogado Julio Hernández Barros, lamentó la decisión del juez y dijo que más allá de que su cliente sea inocente o no, no encuentra motivos para justificar porque por un delito menor, la “omisión” en informar el desvío de más de 5 mil 017 millones de pesos, el juez Delgadillo Padierna la mantiene bajo medidas cautelares que se podrían extender hasta el 13 de diciembre próximo.

El pasado lunes, el magistrado Ricardo Paredes Calderón, titular del Quinto Tribunal Unitario en Materia Penal, ordenó salvar “el derecho de las partes [la defensa y la parte acusadora, representada por la Fiscalía General de la República] de interponer el recurso de apelación en contra de la determinación a la que se llegue respecto a la imposición de las medidas cautelares sobre la imputada”, señaló en la revisión del toca 284/2019.

“Decisión que, una vez cumplido los efectos de la reposición de procedimiento, contendrá todos los elementos relativos a la imposición de las medidas cautelares, esto es, necesidad de cautela, proporcionalidad, idoneidad y menor lesividad”, añadió.

Por este motivo, Delgadillo Padierna fue emplazado a argumentar nuevamente si existen elementos para que se le dictara prisión preventiva justificada, la más alta en su tipo, por el riesgo de sustracción a la justicia federal, luego de que fuera vinculada a proceso por “omisiones” en el desvío de dinero, cuando se desempeñó como titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en la pasada administración federal.

La Fiscalía General de la República (FGR) defendió el expediente mediante el cual solicitaron las medidas cautelares, pues la imputada “ha declarado falsamente ante un Juez Federal, que ha habitado los últimos veintidós años de su vida en un domicilio, y con pruebas públicas irrefutables se demuestra que esa afirmación es falsa, el peligro de sustracción y la necesidad de la prisión preventiva es justificada y obligatoria por ministerio de ley”.


Videos más vistos