En 2019, menor creación de empleo desde 2009

Cifras 2019 del IMSS. Por un factor estacional, en diciembre hubo 382 mil 210 plazas menos; urge el centro IDIC a desarrollar una política para superar recesión industrial

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que en 2019 la creación de empleo en el país fue 342 mil 77 plazas (95.4 por ciento permanentes y el resto eventuales), el nivel más bajo desde la crisis financiera de 2009, cuando se perdieron 171 mil 713 puestos de trabajo.

De acuerdo con la información proporcionada por el IMSS, en diciembre de 2019, como todos los cierres de año y debido a factores estacionales, se registró una caída de 382 mil 210 puestos de trabajo, 52 por ciento más que los 185 mil 793 perdidos en diciembre de 2009 y 1 por ciento más de los 378 mil 561 de 2018. 

No obstante, al 31 de diciembre de 2019, el salario base de cotización de trabajadores asegurados al IMSS alcanzó un monto de 378.1 pesos, cifra que representa un incremento anual nominal de 6.7 por ciento, que es el más alto registrado para un mes de diciembre de los últimos diez años y, por duodécimo mes consecutivo, el salario base de cotización registró crecimientos anuales nominales superiores a 6 por ciento.

El empleo creado en 2019 estuvo impulsado por el sector de comunicaciones y transportes, con un crecimiento de 5.6 por ciento; comercio, 2.4; servicios para empresas, 2.4. El de transformación y extractiva apenas aportaron 0.4 por ciento cada uno, y el eléctrico 0.3 por ciento.

Los estados con mayor incremento anual de afiliación al IMSS en 2019 fueron Nayarit, Campeche y Querétaro con porcentajes superiores a 5 por ciento. Los que tuvieron decrementos fueron Estado de México, con menos 0.1 por ciento, y Morelos, Coahuila y Durango, con una disminución de 0.4 por ciento.

Llamado

Los empleos también son indicadores de cómo se comportan los diferentes sectores económicos de un país.

En este caso, el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) alertó que la industria está en una fase de recesión que puede profundizarse por tendencias negativas en Estados Unidos, la zona del euro y Asia, pese a la aprobación del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos, Canadá, por lo que urgió a tener una política en el país que le permita superar esta coyuntura.

El organismo explicó que durante el segundo trimestre de 2018, la industria en México inició un proceso de desaceleración que no tuvo un diagnóstico adecuado, tanto en tiempo como en magnitud, y hoy la recesión tiene su principal causa en el debilitamiento de las manufacturas, pues solo tres de sus 21 componentes tienen un crecimiento superior a 1 por ciento.

En su primera etapa (marzo 2018-junio 2019), la actividad industrial se vio afectada por la contracción del sector de la construcción y la recesión en la minería, particularmente por la debilidad estructural que se había registrado en la extracción de petróleo y gas, y por el retroceso de la inversión pública en la construcción de obras de ingeniería civil y edificación.

Sin embargo, señaló el IDIC, a partir de julio, la recesión industrial comenzó a tener una segunda causa: la producción de manufacturas recibió el impacto de la desaceleración en Estados Unidos del sector correspondiente y, en consecuencia, las exportaciones mexicanas se debilitaron en sectores como el automotriz.

De acuerdo con el IDIC, sin una industria fuerte la economía mexicana se encontrará expuesta a la inercia global y local de la recesión industrial, ya que a pesar de la recuperación de la minería y la fase de expansión de la generación y distribución de electricidad, gas y agua, esto no alcanza a compensar la contracción en las manufacturas y la persistencia del entorno adverso en la construcción. 

Estancamiento restaurantero

La industria restaurantera registrará un estancamiento en el periodo 2019-2020 dado el bajo crecimiento económico del país. En entrevista con MILENIO, Francisco Fernández, presidente de Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, dijo que “si la economía no crece, no se generan nuevos empleos y eso hace que no haya el consumo adecuado”.

Previó que para 2020 la industria restaurantera también mostrará un estancamiento, ya que se prevé cero crecimiento en el sector. “No visualizamos un aumento, ya que no se da inmediato, pues se tienen que hacer inversiones”, indicó el presidente de la Canirac. 


Videos más vistos