El búnker donde se suicidó Hitler, la última atracción turística en Berlín

Una empresa alemana privada recrea el refugio de los últimos días del Führer, cerca del emplazamiento original

¿Qué hacer con los edificios asociados a la vida y muerte de Hitler? Frente a la peliaguda cuestión, Austria y Alemania parecen tener respuestas diferentes, de acuerdo con el The New York Times. Tras décadas de indecisión y retraso, el gobierno del primero se mueve hacia la demolición o la remodelación drástica de la casa donde nació Hitler, con el fin de que nunca se convierta en un santuario para los neonazis.

En el país germano, la mayoría de los lugares señalados del nacismo en Berlín fueron destruidos hace tiempo. Sin embargo, una firma comercial acaba de recrear una de ellas como atracción turística: el búnker donde Hitler se suicidó en 1945. 

La recreación se ha construido cerca del sitio original, que también está al lado de Museo de la Historia de Berlín. La empresa propietaria de ambos, Historia de Berlín, de Wieland Giebel, afirma que su intención es mostrar a los turistas esa parte de la historia de la ciudad. Realiza visitas dos veces al día, con un aforo de 30 personas.

Como el museo, este búnker parece atraer el apetito del público, tal y como han reconocido varios expertos. Hitler vende.

«Por supuesto que vende, está claro», afirma a The New York Times Stefanie Endlich, profesora de la Universidad de las Artes en Berlín y una especialista en el arte nazi. «No obstante, todos estos resurgimientos del nacionalsocialismo son un poco inquietantes», remata. 

Los historiadores y las fundaciones estatales, como el muy elogiado Centro de Topografía del Terror, también están perturbados por la empresa del señor Giebel. «No trabajamos con escenarios», asevera el portavoz del citado centro, Kay-Uwe von Damaros. Además, indica: «El señor Giebel ha puesto una entrada; nosotros, no».

El señor Von Damaros estima que cerca de 1,3 millones de personas visitan al año la exposición de la Topografía del Terror, una exhibición densa y sombría de cómo los nazis se levantaron, gobernaron y destruyeron. «Ello muestra que el interés por este trabajo a lo largo de la historia continúa siendo alto», y continúa: «Y también prueba que el nivel de calidad es el correcto»


Videos más vistos