Mentira que con gasolinazo habrá más dinero contra pobreza, como dijo Semarnat

Según el secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, el dinero que era destinado al subsidio de la gasolina ahora podrá usarse para servicios de salud y educación, y combatir la pobreza, pero tanto Hacienda como Presidencia insisten en que la medida no implica recursos extra para el gobierno federal.

Frase: El dinero para subsidiar la gasolina podrá ser utilizado para combatir la pobreza, mejores servicios de salud y mejor educación.

Personaje: Rafael Pacchiano. Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Fecha: 29 de diciembre de 2016.

Calificación: Falso

El secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, dice que gracias al gasolinazo se podrá combatir la pobreza, mejorar servicios de salud y educación. Pero en contraste, tanto el presidente Enrique Peña Nieto como la Secretaría de Hacienda aseguran que no habrá recursos extra por la medida.

Con base en ello, la frase de Rafael Pacchiano es falsa: si bien el gobierno federal ya no invertirá en el subsidio al combustible, el cambio en el precio no implica recursos adicionales para programas sociales o de movilidad.

El “precio real” de la gasolina que se aplica desde el 1 de enero de 2017 sólo dejará recursos que ya están asignados en programas específicos del presupuesto de este año y no hay un monto extra que pueda destinarse a otras actividades.

“El gobierno federal no recibirá ni un centavo más de impuestos por este incremento”, dijo Peña Nieto en su mensaje de Año Nuevo.

El subsecretario de Ingresos de Hacienda, Miguel Messmacher, también explicó en entrevista con el programa Atando Cabos de Radio Fórmula que el nuevo precio no es sinónimo de mayores ingresos como para aumentar el monto que se destina a proyectos sociales o de inversión.

IEPS + IVA

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se recauda con la gasolina no es un porcentaje del precio final del combustible, es un monto fijo que no cambia.

Las tasas del IEPS que recauda la Secretaría de Hacienda son de 3.18 pesos por litro de gasolina Magna; 3.59 pesos para la Premium y 3.58 pesos por litro de diésel.

A ello se suma un monto, también fijo, de IEPS para los estados y otro conocido como el impuesto de carbono.

En el caso del IVA, el gobierno federal recauda el 16% del precio; pero la recaudación por este impuesto es mucho menor que la del IEPS y además es deducible.

Que el IEPS sea una tasa fija en el precio de la gasolina es para asegurar que el gobierno federal tenga los mismos ingresos, pero no le da más para invertir en programas sociales que no hayan recibido recursos en años anteriores.

“El IEPS está sirviendo para compensar la caída en los ingresos petroleros del gobierno federal. En realidad, desde que no hay subsidio ha habido también una caída en la inversión y recortes presupuestales, pero teniendo un IEPS fijo, no porcentual, se intenta asegurar ciertos ingresos ya repartidos en el presupuesto”, explicó en entrevista Adrián García, investigador del área de ingresos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El investigador detalla que en años anteriores con el precio internacional del petróleo en más de 100 dólares por barril, el gobierno mexicano tenía ingresos altos y se podía dar el lujo de “tener un extra” para subsidiar el precio de la gasolina.

Actualmente, el precio internacional y los ingresos del gobierno federal han disminuido y, por lo tanto, la capacidad para subsidiar. Mantener un IEPS fijo asegura ingreso independientemente de si el precio del combustible es alto o bajo. Pero eso no implica más recursos para invertir en programas contra la pobreza, a favor de la educación o de salud, como dijo en Twitter el secretario de Medio Ambiente.


Videos más vistos